Actualidad

Vigilante seguridad Privada Securitas

Una vigilante de seguridad de Securitas salva la vida a un turista en Canarias

Una vigilante de seguridad de la empresa de seguridad privada Securitas ha salvado la vida de un turista de origen noruego en un hotel de Arona, Canarias, gracias a su rápida intervención con un desfibrilador semiautomático (DESA).

Los hechos sucedieron el pasado 26 de marzo cuando la esposa del afectado llamó de madrugada a la recepción pidiendo ayuda, ya que su marido no respiraba. Inmediatamente, el trabajador de Securitas Seguridad cogió el DESA y subió a la habitación. Comprobó que no respiraba y que no tenía pulso y comenzó a realizar las maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), lo que permitió reanimar al cliente, hasta que llegó la ambulancia que lo llevó hasta el centro hospitalario.

Unos días después miembros de su familia informaron de que se encontraba casi totalmente recuperado y agradecieron la rápida intervención del vigilante de seguridad. Esta era la primera vez que el profesional en seguridad privada daba un uso real a un desfibrilador semiautomático y realizaba una reanimación cardiopulmonar, después de haberse formado en el uso correcto de este instrumental médico, más allá de las prácticas que realizó con los correspondientes maniquíes RCP.

Con este nuevo caso, se pone de manifiesto que los profesionales de seguridad privada realizan una actividad de alerta y prevención absolutamente necesaria para la sociedad, complementaria a la de la seguridad pública, y, muchas veces, asumiendo responsabilidades muy por encima de las exigibles en el desarrollo de sus actividades cuando la integridad del ciudadano está en peligro.

Por ello nuestro reconocimiento y agradecimiento, no solo por la actuación descrita, sino por la labor desarrollada cada día de forma continuada y dilatada en el tiempo por este colectivo.

Fuente: Europa Press