Actualidad

El 63% de los españoles ve positivo que se pueda acudir al cajero a sacar efectivo, según un sondeo de APROSER

El 63% de los españoles valora positivamente que no se haya limitado la libertad de movimientos para acudir a los cajeros de las entidades financieras para sacar dinero en efectivo y que el transporte de fondos y gestión de efectivo se haya incluido entre los servicios esenciales durante la crisis del coronavirus.

Así lo recoge un estudio realizado por Canal Sondeo para la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad, APROSER que evidencia, según fuentes de la patronal de empresas de seguridad, que en España el efectivo goza de una gran aceptación y su uso está muy extendido entre los ciudadanos.

Según ha explicado la asociación en una nota de prensa, se trata del método de pago «más inclusivo», por lo que dificultar su acceso significaría dejar a 1,5 millones de personas en una situación de exclusión financiera, «en especial a los mayores y a las rentas más bajas, quienes lo usan como medio de pago principal o único».

En ese sentido, APROSER recuerda la importancia que tiene el transporte de fondos y gestión de efectivo para garantizar el funcionamiento de los cajeros automáticos.

En el comunicado, la patronal de la seguridad privada también defiende que otro aspecto a tener en cuenta a la hora de salvaguardar el efectivo es la privacidad de los pagos, ya que, según sus datos, a casi la mitad de los ciudadanos (47%) le preocupa su privacidad al hacer pagos online. «En este sentido, el efectivo no solo es más seguro, sino que aporta una mayor sensación de control de los gastos, tan necesaria en situaciones de crisis como la actual», defiende APROSER.

En la misma línea, el comunicado de la asociación recoge las palabras de Santiago Carbó, director de Estudios Financieros de Funcas, que ha recordado que «no todo el mundo tiene acceso a medios bancarios ni a los pagos móviles o contactless, por eso, y especialmente en situaciones de emergencia como el actual, el acceso al efectivo resulta fundamental para gran parte de la población».

APROSER incide en que restringir el pago en efectivo puede suponer «un riesgo de exclusión en especial para las personas mayores, para los más desfavorecidos y para otros colectivos«, ya que un número elevado de ciudadanos no utiliza las tarjetas bancarias ni ocasionalmente ni de forma habitual y, en cambio, depende del efectivo para adquirir bienes y servicios de primera necesidad.

En ese sentido, también recuerda que autoridades y organizaciones, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de España, han defendido que el manejo de dinero en efectivo no conlleva más riesgos para el contagio que otros movimientos habituales y la importancia de mantener en circulación el dinero en efectivo para que todos los ciudadanos sigan teniendo acceso aunque no dispongan de medios de pago electrónicos.

Fuente: Europa Press

Noticia original emitida por APROSER en PDF