Actualidad

Pagar en efectivo ayuda al pequeño comercio evitándoles las comisiones. Súmate a la compaña #Billetesdeaquí

Una iniciativa social para apoyar al comercio local ante la crisis de la COVID-19

“Los comercios locales son la sangre y el oxígeno que nutren las ciudades”. Para ello han creado una iniciativa sin ánimo de lucro, #BilletesDeaquí. Una acción reivindicativa con una idea sencilla: coger un billete y marcarlo escribiendo el nombre de la ciudad en la que se reside añadiendo el hashtag #BilleteDeAquí. Además puede ilustrarse con algo característico de la ciudad. Sacar una foto y publicarla en las redes sociales acompañándolo del hashtag y del nombre del comercio en el que se vaya a emplear ese billete.

Este movimiento social pretende favorecer a los pequeños comercios que no pueden competir con las grandes ofertas que las grandes cadenas ofrecerán con el fin del confinamiento. Se trata de un movimiento social que pide compromiso y generosidad.

Las plataformas digitales, los grandes almacenes, los nuevos hábitos de compra en Internet o las cadenas de tiendas amenazan la supervivencia del comercio local. La Confederación Española del Comercio (CEC) estima que con la crisis del coronavirus un 20% de los comercios locales va a tener que cerrar. Esto se traduce en 80.000 establecimientos, con una destrucción de 240.000 empleos.

Si todavía surgen dudas, la acción de dibujar sobre el billete no invalida el dinero. Los comerciantes que quieren unirse a esta iniciativa solo tienen que aceptar ese dinero y colocar el distintivo a modo de póster en sus escaparates.

¿Por qué unirte?

  • El dinero en metálico que gastamos en las tiendas locales sigue circulando en la misma zona al menos tres veces antes de desaparecer en la economía general.
  • Esos billetes crean economía circular y complicidad entre vecinos consumidores y vecinos comerciantes.
  • Si pagas en metálico, no hay comisiones a terceros que reduzcan el margen de beneficio del comercio local.
  • Comprar en las tiendas locales es invertir en ti mismo, en tus vecinos, en tu ciudad y en tu calidad de vida.