Actualidad

APROSER participa en una jornada sobre la desaparición del efectivo y sus consecuencias organizada por la Cámara de Comercio de Cáceres

Diferentes profesionales relacionados con el ámbito del dinero en efectivo se han reunido para exponer y debatir las consecuencias que la progresiva eliminación del uso del dinero efectivo por vía legislativa y tecnológica pueda tener a nivel económico y social. Durante la jornada se ha demostrado como es una cuestión con un mayor alcance del que se puede estimar en un primer momento. Poner fin al efectivo o reducirlo a la mínima expresión dentro del conjunto de métodos de pago plantea, a día de hoy, una serie de riesgos que la sociedad actual no está lista para sortear.

Pablo Rengifo, consultor financiero, CEO de Rural Talent y organizador de la jornada fue el encargado de abrir la sesión. Durante su introducción hizo hincapié en la profundidad de esta problemática para el devenir de la economía y de la sociedad en su conjunto. En su intervención destacó que sin el efectivo nuestra libertad como individuos sufriría un ataque directo. “Sin el efectivo en circulación, estaría fiscalizada cada actividad de nuestro día a día y seríamos presos de las instituciones financieras”.

Tras esta primera ponencia, se abordaron las consecuencias de la desaparición del efectivo desde la perspectiva fiscal a través de las palabras de Joan Torres, presidente de la FETTAF, Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales. Profundizando en el tema fiscal, Joan señaló que la legislación actual que llama a “luchar contra el efectivo” restringe de cierta manera nuestras libertades con una base teórica de escasa solidez.

Eduardo Cobas Urcelay, secretario general de Aproser, la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad, fue el siguiente ponente en intervenir. Su intervención comenzó con la presentación de la asociación y uno de los sectores de negocio dentro de la seguridad privada: el transporte de fondos de efectivo. Eduardo expuso que esta actividad ha sufrido un gran perjuicio con motivo del desprestigio a nivel social y económico vinculado hacia el dinero en efectivo.

En ese sentido, Eduardo destacaba “Estos meses han sido la ‘tormenta perfecta’ contra el efectivo. A pesar de los continuos ataques, no hay ningún estudio que avale ni la relación entre un mayor contagio por Covid y el uso de efectivo. Esto se repite en la relación entre el efectivo y el fraude, totalmente injustificada y desmentida por organismos europeos.”

Su intervención concluyó incidiendo en que esto no es un problema vinculado a una actividad profesional o un nicho de población en particular. Aunque existen colectivos que se verían más afectados por la desaparición del efectivo, personas mayores, colectivos desbancarizados etc., si se termina produciendo, será el fin del único medio de pago que garantiza una fidedigna seguridad, privacidad y permite un mayor control de la economía familiar. “Esta es una batalla en la que creemos y jornadas como estas son necesarias para profundizar en las consecuencias vinculadas a la desaparición del efectivo.”

Luis Blanco, presidente del Movimiento Páramo, cerro el turno de ponencias reflexionando sobre el surgimiento de las monedas alternativas. Para exponer este nuevo fenómeno, centró su exposición en Varamedí, moneda social habilitada en Zafra, Badajoz, de la que ha sido su gran impulsor.

Finalmente, el acto concluyó con las cuestiones de los asistentes al evento, mediante las que se pudo ahondar en todas las cuestiones desarrolladas durante las ponencias de los protagonistas de esta jornada.

 

Acceso a la grabación de la jornada en el siguiente enlace