Actualidad

Vigilantes sorprenden a un pasajero con hachís

La Guardia Civil ha detenido a un joven melillense como presunto autor de un delito de tráfico de drogas tras ser sorprendido en el aeropuerto de Melilla intentando embarcar en el vuelo de Málaga con medio kilo de hachís en el interior de los calzoncillos.

Vigilantes de Eulen, avisaron a la Guardia Civil, que preguntó a este pasajero, un varón joven de 19 años, natural y residente en Melilla, si tenía alguna cosa que declarar y si portaba algún objeto de los considerados prohibidos para la seguridad aeroportuaria, a lo que contestó que no.

En una nota de prensa, la Comandancia de la Guardia Civil ha informado hoy de que esta actuación tuvo lugar ayer a las 16:30 horas, en el control de seguridad del aeropuerto melillense, antes del embarque del vuelo con destino a Málaga, cuando el personal de seguridad privada sospechó de un pasajero por “cierta anomalía en la ropa que vestía”.

Los agentes lo trasladaron entonces a dependencias oficiales de la Guardia Civil para preservar su integridad y realizar un palpado superficial, en el que le localizaron adosado al cuerpo, en el interior de los calzoncillos que vestía, cinco pastillas de similares dimensiones que, por su color marrón verdoso y textura, podría ser hachís.

El instituto armado detuvo al joven pasajero e intervino los paquetes de droga, que pesaban 498 gramos, por lo que con esta actuación ha evitado la puesta en circulación en el mercado ilícito de unas 2.000 dosis de este tipo de estupefaciente.

Artículo publicado originalmente en La Razón